miércoles, 2 de enero de 2008

Tres más uno...


Me tocaba este fin de semana hacer la parte dura del entrenamiento de esta fase; tres días fuertes...me lo he pasado bien, muy bien...

Primer día...
Un sol maravilloso, una luz impresionante...el reflejo del sol en las aguas las hacían refulgir como si fueran de plata quieta, de vez en cuando mi atención se posaba las nubes. En la distancia, se me antojaban, una impresionante muralla de algodón.
Subo y bajo las dunas, me gusta este entrenamiento, subes y bajas, te relajas despuès de una fuerte subida. Soledad, sol, aire fresco, el mar, la espuma. Tres horas y 14 minutos. Llego al coche, estiro y me siento bien...

Segundo día...
Hace un día, mejor que el anterior si cabe, me decido por hacer el entreno en la playa de Cádiz.
Hoy no me tocan dunas ni arena blanda, pero prefiero eso al asfalto, al fin y al cabo en Sables no hay asfalto. La marea está vacía, la playa es una enorme extensión, 8 kilómetros ida y otros tantos de vuelta, la dunas me llaman y hago 50 minutos en ellas, el viento las ha movido, están altas...me he acostumbrado a que la gente que me ve cargado como una mula me mire con cara rara, es más no suelo ni darme cuenta de que están ahí, tan absorto voy en mis pensamientos y en mi travesía...Al llegar hago la foto que he colgado, es el atardecer de un día de Diciembre en este lugar.

Tercer día...
Repito el entreno del primer día, voy muy cómodo, las pulsaciones muy bajas, el día es fantástico, al igual que los anteriores. Muy motivado, contento de que mi cuerpo responda, se recupere tan rápido y tan bien. En la preparación de esta prueba a todos nos pasa lo mismo, tenemos la impresión de que nunca es suficiente...Ayer me metí en un foro de franceses, uno de ellos decía que había hecho una prueba de 100 kilómetros y varios maratones, le contestaban que su palmares deportivo era impresionante, los que lo hacían van a ir a Sables igual que le priemero, con varias medias maratones y alguna prueba de resistencia, como dicen los árabes Alâh Yahfad (¡que Dios los proteja!)...

Al día siguiente ruedo una hora para descargar las piernas...ha sido un buen fin de semana de entrenos.

Quedan 85 días para pisar las arenas del Sáhara...

Sed felices o, al menos, intentadlo....

10 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Miedo me da correr una maratón, ¡así que con las dunas....no quiero ni pensarlo!

Suerte

Sylvie dijo...

Qué entrenes más bonitos haces...envidia me da esa playa de Cádiz que aún no conozco...

Pasa muy rápido el tiempo...menos de 3 meses, en los que más de 3 veces se multiplicará tu ilusión...

besitos.

JMC dijo...

'como dicen los árabes Alâh Yahfad (¡que Dios los proteja!)...'

Según narras, que se protejan las arenas de tus zancadas, que en tu caso son las que necesitan protección.

mucha suerte my friend.

La interrogación dijo...

Felices entrenamientos y feliz año por esas tierras gaditanas.

Besos

David Rodriguez Roures dijo...

Animo con esos entrenes,desde luego buen reto te has propuesto,un saludo.

Furacán dijo...

Yo creo que la preparación que estáis haciendo es muy buena, en ese sentido deberíais estar "tranquilos", estáis cumpliendo vuestra parte, aunque luego el desierto siempre marca su ley. Es la magia de este tipo de pruebas, ves gente que acaba que nunca había corrido una media maratón mientras que experimentados corredores se ven forzados a abandonar.
Estos 3 meses se os pasarán enseguida. Paciencia, confianza, calma, ilusión, humildad, esto y una pizca de suerte os llevarán al éxito.
¡Feliz Año!

la dama dijo...

Que tus deseos e ilusiones se cumplan para el año que viene.

Feliz año y muchos saludos
la dama de Shalott

Correoradelamuerte dijo...

Leer aquí es respirar una bocanada de energía :)

maratonman dijo...

Hola he creado un blog llamado maratonman34,que creo que te enganchara,ya me diras...

Feliz 2008,que tus sueños se hagan realidad.

Un saludo.

maratonman34

Darilea dijo...

Comenzo la cuenta atrás.
Besitos y feliz año :-)