miércoles, 23 de enero de 2008

Nieblas...


foto Eduardo Gómez Torres
La marisma solitaria envuelta en niebla, mis pasos suenan distintos, un manto húmedo me envuelve, escucho el silencio quebrado por los gritos de las gaviotas, hoy están inquietas. Mi ritmo es contínuo, hoy me toca descansar, una hora de trote de relajación; ayer doblé, por la mañana anduve una hora larga a 8 minutos el kilómetro; por la tarde tocaban cuestas, 16 subidas y bajadas a un cerro, en soledad absoluta. La niebla de hoy me afecta, es la una de la tarde y aún no se ve a 50 metros; mientras corría, no sé en que momentos mi mente se marchó a las sombras, a las nieblas interiores; cuando me he dado cuenta me había pasado de tiempo; esos momentos son los temibles en carrera, cuando te vas, cuando ya no estás, tu mente ha hecho que te largues a un lugar que no es en el que estás en ese momento. He reaccionado, he hecho lo que debía, mi mente se ha centrado de nuevo en la bruma, en su belleza, en las pasadas de las gaviotas sobre mi cabeza, en la tímida garza real a la que no puedo acercarme a menos de 20 metros, en las verdes praderas de tréboles...y la niebla, de repente...se ha marchado.
PD. Es bueno atar la mente en corto...
Sed felices o, al menos, intentadlo...

14 comentarios:

la granota dijo...

Bello.

Hoy he leido por primera vez que pintas acuarelas. ¿Cuándo nos las enseñarás?

Francisco Castaño dijo...

Vaya post guapo que te ha salido.
Ahora yo no se si eso de atarla mente en corto es muy buena idea, creo que yo prefiero dejarla vloar de vez en cuando.

Saludos.

paco Montoro dijo...

Hermoso paisaje por el que corres. Un saludo

maratonman dijo...

Estas hecho un poeta,que forma de sacarle juego a las cosas sencillas,poeta y atleta,no esta mal....

Sylvie dijo...

Entre la foto y el texto...me hubiese quedado a vivir entrenieblas...

atar la mente en corto...fácil de decir, difícil de realizar (veo que hasta eso entrenas).

besitos.

anita dijo...

mis felicitaciones para Eduardo Gómez Torres, que foto hermossa.

a seguir entrenando... besos

Furacán dijo...

Es una sensación conocida. A veces también me pasa. Es buen consejo atar la mente en corto, al principio son solo cosas menores pero cuando la mente empieza a derivar es difícil reconducirla y te puede echar por tierra todo el trabajo acumulado.
Ya queda menos, ánimo.

Marta dijo...

Es de admirar, a mi me gusta andar, pero en plano, sin subidas ni bajadas, y sobre todo sin correr, que me canso y entonces se termina todo.

Correoradelamuerte dijo...

A ese escenario le pondría yo la banda sonora de Twin Peaks, y me sentiría en mi soledad avanzando en ingravidez, progresando despacio pero constante, sintiendo que podría pasarme así el resto de mi vida :)

Cientounero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Curro Avalos dijo...

Bueno, muy bueno.
La mente y tú; tú y tu mente. Momentos únicos.

Un abrazo.

marina dijo...

Con la música de Thomas Newman (encontrada mientras corría por abajo) he leído el texto y la niebla espesa se ha vuelto clara con cada tecla del piano. Tomar fondo en el correr es un aprendizaje supongo, con subidas, bajadas, paciencia i confianza. Como la vida, no? :-)
Saludos,

Una Maragata dijo...

En el único sitio donde el éxito viene antes que el trabajo, es en el diccionario. Cuanto mas sudes entrenando, menos sangrarás en la batalla.
Un abrazo muy fuerte Runner

Luna Carmesi dijo...

Fascinante texto.
Y la foto... captar la niebla!
Me encanta.
:)