viernes, 30 de mayo de 2008

Inspiración...

Creo firmemente que cada uno de nosotros tiene la capacidad de cambiar el mundo. A menudo no somos conscientes de nuestro poder. Somos una gran red de seres interconectados, cada uno de nosotros esparce su aroma al mundo. Algunos aromas aún no son muy refinados pero todo se andará...Si cada uno intentamos madurar y crecer esa y no otra será nuestra contribución a hacer un mundo más humano y habitable, no hay que esperar a que nos lo cambien, eso no ocurrirá...hagamoslo.
Ayer hablaba de muros hoy hablo de inspiración la que hace que uno bebamos de otros.
Hace tiempo que sigo las peripecias del Team Hoyt, el tipo que empuja la silla de ruedas, el padre de Rick tiene 65 años y lleva 25 compitiendo con su hijo...
Cuando, hace ya muchos años, corrieron su primera carrera, una popular de pocos kms, la gente los miraba raro...hoy después de hacer todo tipo de pruebas, maratones, carreras de ultra fondo, triatlones incluidos el IRONMAN, son una referencia, una fuente de inspiración para muchos de nosotros.
Esto es lo que escribió Rick de su padre antes de hacer el IRONMAN
"Papá es uno de mis modelos a seguir. Una vez que se propone hacer algo, no cesa en su empeño hasta que lo consigue. Cuando decidió hacer triatlones, papá trabajó, hasta cinco horas día, cinco veces a la semana, incluso cuando estaba trabajando. "
Lo he visto muchas veces y siempre me llega a lo más profundo. El mensaje está claro...
PUEDES...si afrontas con coraje, valor, esfuerzo...no hay muro, fortaleza, desierto o montaña que no pueda ser recorrida, no hay dificultad que pueda hacer doblegarnos...
Me inspira el equipo Hoyt...ayer alguien me mandó el video de nuevo...causalidades de la vida...
Para los que no lo hayan visto y para los que sí, ahí va el VIDEO
Sed felices o, al menos, intentadlo...buen fin de semana.

jueves, 29 de mayo de 2008

Muros...

Siempre hay que estar preparado para cuando llegue, para cuando, siempre de manera sorpresiva nos golpee. En una prueba a veces lo esperas y no acude a la cita; en otras ocasiones te sorprende, contra todo pronóstico, te hundes y no sabes por qué, pues no debieras estar delante de él, al menos no aún.
En la vida, los peores son los que te suceden cualquier día sin previo aviso, si estás despierto sabes que van a suceder antes o después pero la mente nos ayuda a evadirnos y nos volvemos olvidadizos.
Una vez que te lo encuentras no tienes más remedio que "apretar el culo", no vale pararse, no vale abandonar, eso no es una opción, lo que queda es recordar que no es malo estar enfadado sino quedarse a vivir en la ira, que no es malo estar triste sino echar el ancla en las aguas oscuras de la tristeza.
Siempre adelante, sin parar, sin quedarse mucho tiempo a lamentarte por lo que sientes o lo que te ha tocado vivir...mientras el cuerpo aguante.
Nunca me han dado miedo ni respeto mis muros, los de los otros, eso sí es otro cantar.
Sed felices o, al menos, intentadlo

martes, 27 de mayo de 2008

Calma...

Suenan mis pasos rompiendo el silencio, la respiración profunda, saliendo del vientre, la zancada limpia. El sol en la frente, el agua reflejando y la luz brillando. Mi mente juega con las formas, entorno los ojos, los rayos de sol se expanden en todas direcciones, el viejo tronco se convierte en dragón estático, la gaviota vuela excitada, sube y se para en el cielo, cae en picado.
El jilguero canta en su reposadero, su hermano y rival le contesta desde el suyo. Los árboles meditan en silencio, se cantan con su rumor ancestral, la brisa les ayuda.
Sigo corriendo, respirando...viviendo, despierto y atento a lo que me rodea.
Sed felices o, al menos, intentadlo.

miércoles, 21 de mayo de 2008

101


video

El diez de mayo corrí los 101 kms en 24 horas de Ronda; el tiempo había dado agua, en todas las ediciones de esta prueba, menos en la primera, siempre hace un calor impresionante y muy húmedo.

El viernes en la cena de la pasta diluviaba, en mi bandeja de comida había una gotera, el único sitio libre era ese y cenaba con gotera o no cenaba. Estuve con mis amigos Rafa, al que hecho mucho de menos como pareja de ultra, he hecho muchas pruebas con él, ahora, por lesión crónica, se dedica a la bici. También me acompañaba Manolo, el hombre de hierro como le llamo, es increíblemente fuerte, 56 tacos y es carne de perro, no lo para nada ni nadie. Le he dicho que vaya estudiando un poco de francés y de árabe (por si las moscas).

En la salida hacía frío pero la temperatura subió cuando nos encontramos los hermanos de Sables allí estaban: Manolo ELHIELO, Juan, Diego, Gerardo, Piltrafas y Dani; fué maravilloso volver a encontrame con ellos.

Comienza la prueba y el tiempo se mantiene sin llover, las previsiones se van cumpliendo al pie de la letra. La mañana nubes y claros y chubascos aislado, a partir de la tarde chubascos intensos...así hasta acabar...

Voy disfrutando de los kilómetros, me lo tomo con calma, veo este año mucha gente que no tiene ni pajolera idea de donde se mete, chicos y chicas con un equipo penoso; he visto gente con riñoneras de Mycky Mouse (muy bonitas y símpaticas pero nada efectivas), mochilones de colegial, zapatillas de la mili, calcetines de algodón que me daba miedo pensar cuando se mojaran. Corrían como posesos, sin saber que la verdadera carrera empieza en el km 60 más o menos.

Corren los kilómetros y las nubes se cierran, empieza a soplar un viento del 15 acompaañado de aguaceros, barro, mis zapatillas son las del desierto, al ser super tranpirables y preveer la que iba a caer decido apañarlas, me paro, me cambio de calcetines y las cierro con cinta americana, funciona el invento al 100% estás NB 1100 son la caña, les voy a poner un monumento.

Corro a trote cochinero tipo ultra fondón, me encuentro cómodo, llevo tacos de jamón de pata negra y queso del bueno, eso lo he aprendido en Sables, no se me cierra el estómago, y lo puedo alternar con alguna barra energética. Bebo con sistema, no te puedes confiar por no tener calor.

LLego a Setenil (km57) entero y fuerte, me cambio de ropa, camiseta técnica termica y pantalón largo polartec, se me va a echar la noche encima y va a caer la de Dios.

Sigo trotando las cuestas abajo, voy cogiendo a mucha gente de las que iban como caballos desbocados, algunos ya son cadáveres cientouneros, ellos no lo saben pero no llegarán a meta. Me encuentro a unos colegas y me uno a ellos, charlo un rato. Empieza a diluviar, una cuesta abajo largúisima se convierte en pista de patinaje, se quedan atrás y sigo a mi ritmo, llegados a este punto tienes que mirar por ti, de los dos amigos uno de ellos, aunque no lo dice, va jodido.

Llego a la trampa del cuartel (Km 76), es una trampa para mí, cuando entras en ese comedor, paras, tu cuerpo pasa de la temperatura de la noche de la sierra a el calor, te tomas esa comida caliente y...siempre caigo redondo, el año pasado me dieron tres chungos seguidos hasta que dejé a mis colegas cenando y me largué de allí.

Me cambio de ropa, una chaqueta impermeable y camisetas secas y adelante...desde ese momento empiezo a coger a mucha gente, ritmo contínuo y constante, por la cueva del gato el fango es infernal, la noche se está mantiniendo sin llover, suenas las sirenas de las ambulancias todo terreno (después me enteraría que hay un montón de accidentados).

En los avituallamientos hay mucha gente que se ha retirado hipotermicos, con mantas por encima, se les ve tiritar. Gente zombi.... Mis pies están perfectos, ni una sola ampolla, la cinta americana es maravillosa.

Cuando faltan unos kilómetros mi gemelo derecho empieza a dolerme, es un dolor intenso, desconocido para mí, ciene a ráfagas y se marcha, lo que queda es una gran presión en el gemelo y la parte de atrás de la rodilla, no hay marcha atrás, ya no hay remedio salvo que me quede cojo entraré en meta.

El café legionario me da la vida, en cada puesto me tomo uno; enfilo la cuesta del cachondeo, la disfruto como ningñun año, subo y siento la noche, sólo un matrimonio que va delante rompe la magia de la noche, se van peleando durante toda la carrera; estoy a punto de darle una tarjeta de mi consulta para hacer terapia de pareja, tiene cojones venir juntos a esta carrera para hacerla peleando. Llego a su altura y los paso, la tía me mira con una mala leche como si le hubiera robado la tostada del desayuno; me dice pasa, pasa...aprieto para no escucharlos.

Entro en meta, allí están los familiares de los que dejé en la cuesta, me saludan y felicitan.

Me siento a comer un filete con macarrones, son las 5 de la mañana he hecho 18 horas...no soy rápido, ni falta que me hace; no he mirado el reloj ni una sola vez.

Me entero al día siguiente que mis hermanos Juan y Diego se han salido 11 horas 55 minutos, joder!!! Manolo ELHIELO y Gerardo 13 horas

Esta es la crónica de los 101, ha sido una buena edición, dura y distinta, se han retirado muchos, pero seguro que para la próxima han aprendido. He disfrutado de la sierra verde, del aire puro, me he sentido bien.

Me encuentro en un momento en el que me cuesta ponerme a entrenar, tengo que motivarme, el vacío posst sables hace su efecto...aunque el verano sea suave, tengo que poner me alguna meta que me motive...en ello estoy.

Tengo mono de mochila, creo que voy a planear una tirada en solitario de unas cuantas horas...

Sed felices o, al menos, intentadlo.

lunes, 19 de mayo de 2008

Flashes...

Siempre he pensado que el miedo nos hace esclavos, simplemente no hay libertad posible desde el miedo. Fue lo primero que tuve que vencer para ir allí. Algunos piensan que el valor es la ausencia de miedo, para mí eso, simplemente, es temeridad. El valor es ser consciente de nuestros miedos y, aún así, superarlos y trascenderlos. La vida nos presenta oportunidades de aprender a superar nuestros miedos, es nuestra responsabilidad hacerlo o no.
El desierto ha sido para mí un multiplicador de emociones y sentimientos, yo diría, incluso que ha asentado aquello que ya existía...
"lo poco es mucho"
Esta experiencia es única para mí; el poder volver a los orígenes, o acercarme a ellos; en un lugar donde sólo estás tú y la naturaleza, en donde no tienes esa sobrestimulación sensorial característica de nuestra sociedad, donde por unos días, los ritmos son los de la naturaleza que te rodea y envuelve. Poca comida, poco sueño, poca agua, ninguna higiene, recursos limitados, todo ello es mucho. Todo se valora de una manera especial.
"lo vacío es lo lleno"
Recorriendo las inmensas llanuras, las solitarias cumbres teñidas de colores increíbles he sentido la plenitud vital, muchos momentos de excepcional plenitud (llenado), vital, es lo que el célebre psicólogo social Abraham Maslow llamó "experiencias cumbre". Paradójicamente, éstas se dieron en momentos de soledad absoluta...ahora sé el verdadero significado del sutra del Tao..."Vacíate y te llenarás". Una cosa es el mundo de las palabras y otro, muy distinto, el de la experiencia.
"Adaptarse, aceptar...no luchar"
En nuestra vida, en esta vida en la que somos esclavos de nuestros condicionamientos, de lo que nos enseñaron, de lo que nos dijeron que estaba bien y mal, no somos libres hasta que no somos conscientes de estos condicionamientos, hasta que no los trascendemos; unos de ellos es rebelarnos contínuamente contra lo que nos molesta o nos disgusta...si hace viento, calor, nubes, sol, si comenos carne, si es pescado, permanentemente contrariados por pequeñas vivencias que tiñen nuestra vida de gris. Cuando el viento y la arena te azotan despiadadamente, cuando te tapas y te tumbas en el suelo dándole la espalda a la furia de la naturaleza, entonces, sólo queda aceptar, encontrar el paraíso en el infierno. Son extremos los vividos, por eso ahora, en mi vida cotidiana, bajo esta enseñanza, todo brilla con inusitada fuerza. No luchar, no rebelelarse contra lo que es, contra la realidad que no podemos cambiar porque no depende de nosotros, aceptarla, amarla, hacerte su amigo...esa es la cuestión.
"no esperar nada...tener todo"
El desierto, como parte de la vida, te enseña lo que debes saber; cada día salía en cada etapa, con la mente y el corazón abierto, a ver que me deparaba el día, dando gracias por estar allí, agradeciendo a la existencia el que me permitiera estar viviendo un día más. Sin esperar nada, sin tener expectativas diarias, fui escalando cotas de realización enormes.
"pequeño y lo grande"
Algo sabido por los que me conocen es el gran gusto por lo pequeño, soy capaz de estar observando una formación de musgo y piedra durante mucho tiempo, sintiendo como mi mente se marcha para dejar paso a lo que queda cuando esta se va. Por eso he difrutado mucho, con lo grande, sintíendome una parte de aquella inmensidad, como un grano de arena en medio de los océanos de dunas. Pero no es menos cierto que he sido feliz con lo pequeño, en mi mente quedan miles de imágenes de lo pequeño; piedras de incréible aspecto, pisadas en la arena que no eran otra cosas que réplicas de enormes dunas, escarabajos laboriosos, piedras atadas a sus sombras en el atardecer, colores y formas incréibles...
"no hay nada malo en desear..."
No hay nada malo en desear, lo malo es querer siempre más, no tener suficiente nunca, vivir en el permanente anhelo, siempre en el futuro y, mientras tanto, el presente se marcha, no está; algunos confunden el querer seguir viviendo y sintiendo cosas que nos gustan con la avaricia del coleccionista de momentos; la mente es una buena herramienta, me hace poder rememorar imágenes que me producen bienestar, pero la vida nos es eso, la vida es experimentar; el único sentido de la vida, para mí, es vivir, experimentar y ser consciente de ello. Por eso, quizás, vuelva allí, no sé si será posible, pero es lo de menos. Si voy, soy cosnciente de que serán otras vivencias, distintas. Si no voy no pasará nada, seguro que la vida me tiene preparada otra experiencia con la cual poder actualizar su único sentido: vivir.
Sed felices o, al menos, intentadlo.

martes, 13 de mayo de 2008

Final...y principio.

video
Al amanecer del ultimo día nuestros corazones latían más fuerte que nunca, la alegría y la dicha se expandían de nuestros corazones a todo nuestro ser.

Ese día no se desmontaron las haimas pero los termitas si llegaron, se les veía relajados, sonrientes, se acercaban prudentemente, no pedían nada y...simplemente les dimos todo lo que pudimos: esterillas, zapatos de descanso, hornillos, ropa, se les veía felices, para cualquier cosa es de gran ayuda.

Nos hicimos muchas fotos, nadie quería olvidar una cara; nos separaban unos cuantos kilómetros de nuestra meta, la que tanto habíamos soñado cruzar, allí me esperaba Patrick, el mismo que me embarcó en esta historia, para darme la medalla y un abrazo.

Nos dirigimos a la salida y el ambiente era, simplemente excepcional. Caras demacradas o hinchadas según como cada uno metabolice la sal, barbas de 7 días y, sobre todo, sonrisas, muchas sonrisas.

Suena ACDC, un nudo en el estómago, salgo trotando, escucho que me llaman, es Fidel que va con el reportero de la vanguardia que se ha hecho un dorsal de pega y pretende hacer la etapa con nosotros, hablamos, nos reimos y de repente aparece un todo terreno a toda leche, baja un comisario francés y le echa una bronca del quince, se lo llevan en coche. a los pocos kilómetros una púa le atraviesa el pie a Fidel, grita de dolor y se tiene que parar para arreglar el desaguisado. Eso me previene que en Sables no puedes relajarte hasta el último minuto.

Mi ritmo es más fuerte que otros días, como todo el mundo, se empiezan a ver muchos niños, unos piden y otros no, uno se divierten y otros intentan sacar lo que pueden.
El día anterior se me ´"cerró el estómago", no pude comer mucho, y el desayuno fue muy flojo porque no me quedaba mucha comida y no consentí en coger de la que me ofrecían. Para la carrera tenía dos barras energeticas, una bolsita de pasas de málaga, nueces y trozos de higos y un gel. Cuando pasé el último control aún no había comido nada, una pequeña niña me cogió la mano, fue corriendo mucho rato a mi lado, estaba solita, era tan pequeña, decalza en medio que aquel lugar tan inhóspito...me miró la redecilla, sus pequeños ojos se posaron en la bolsa de frutos secos, sin pensarlo me paré y se la di, busqué dentro del ventral y saqué las dos barras...se empezó a comer las pasas y sus ojos...sus ojos, me salió arrodillarme, le cogi la mano, se la besé por el dorso y salí zumbando...sus ojos en el corazón, su sonrisa clavada como un puñal en el pecho. Al final me sentía flojo, me tomé el gel que me quedaba.

Entré en Tzarine, quise aumentar el ritmo y no pude, la gente nos animaba, de repente ví la meta, un nudo en la garganta me impedía respirar con normalidad, cuando estaba cerca escuchaba a mis hermanos gritarme, sólo recuerdo que antes de la meta mi mano derecha fue al corazón, el símbolo de amor hacia todas las personas que amo y que, en ese momento, me acompañaban como corredores invisibles. Gracias a ellas pude hacer este enorme esfuerzo.

La llegada, mi llegada la teneis en el video, cuando me entrevistó la periodista y me pidió que dijera lo que me viniera a la mente le dije: "no sé si esto es el final o el principio"...en realidad le estaba mintiendo pues en el fondo de mi corazón ya sabía que algún día volvería...

Sed felices o, al menos, intentadlo...






jueves, 8 de mayo de 2008

Amigos...hermanos de la haima 6

Mañana me marcho a los 101 kilómetros en 24 horas de Ronda, han dado agua así que tocará mojarse...nos pasamos al extremo, del calor del desierto a la humedad del 65% que han dado y el agua que, por esa zona, cuando cae, cae de verdad...la cosa promete.
Perfiles...y agradecimientos...
De izquierda a derecha y de arriba abajo...
Manolo ELHIELO.
Nunca tiene frío, siempre está alegre. Un caballero del ultra; humilde y sencillo, nunca habla de sus hazañas (llegar 8 de la general en los 101 es una pasada). Cuando menos te lo esperas te arranca una carcajada y eso en el desierto es lo mismo que darle de beber al sediento. Un corazón capaz de doblegar la más alta montaña latiendo y bombeando sangre, un corazón capaz de hacer que su mente no olvide la sonrisa de la niña de 7 años del desierto que le llegó al alma. Un amigo, un hermano.
GERARDO
Un hombre tranquilo, su serenidad es contagiosa; todo lo pierde excepto la sonrisa; capaz de ir a la carrera más dura del mundo con un aparatoso vendaje por estar lesionado, si no llega a estar lesionado...siempre en su sitio, pues lo único que pierde son las cosas que siempre encuentra 10 minutos más tarde...
Un amigo, un hermano.
FRAN
Fran es un tipo educado, siempre preocupado por los pies que tanto trabajo le dieron. Sufrió más que nadie, desde la segunda etapa, si Fran acabó las etapas lo hizo por ser un ultra de los pies a la cabeza. Muestra de lo que significa ser un verdadero finisher Fran nos tuvo preocupados y nos emocionó al ver como el ser humano es capazde vencerse a sí mismo.
Un amigo, un hermano.
PACO EL DE LAS FLORES
Así le llaman todos los que le conocen en la plaza de la Alfalfa en Sevilla; Paco es el máximo exponente de lo que entiendo por buena gente. A medida que iba pasando el tiempo y su estómago se cerraba y que lo veía tumbado en su saco dormitando me fui preocupando. Cada día un renacer, tirando de las fuerzas que le quedaban, en cada etapa lo daba todo. Paco es de esos tipos que uno tiene la suerte de encontrase cualquier lunes por la mañana y que te alegran la vida. En nuestro caso tuvimos la suerte de disfrutar de su forma de ser durante todoos los días.
Un amigo, un hermano
JUAN
Serio, prudente, educado, responsable y compañero...disfruté con él, por su descubrimiento. Es fácil decirlo ahora, pero ya sabía que Juan se saldría, a medida que las etapas se endurecían, mejor se sentía, la ilusión, la pasión se reflejaba en su cara. Disfrutar viendo disfrutar, eso es lo que le debo a Juan. En mi recuerdo tengo su semblante al salir y llegar a meta, su concentración para hacer las pequeñas y grandes cosas. He aprendido mucho de Juan...mi amigo y hermano.
El siguiente soy yo, mi perfil le toca otros establecerlo.
DANI
Pudo elegir dormir en otra haima, los catalanes eran mayoría; en la haima de los andaluces un catalán. Fue valiente al apostar por quedarse con nosotros, me reconoció que no se había equivocado. Lo vi crecerse en la prueba, siempre a mi lado en la haima, pude ver como su autoconfianza crecía y crecía, como cada vez se lo pasaba mejor y mejor...todo un placer para aquellos que observamos en silencio aprendiendo aquellos que tenemos la suerte de encontrar en el camino de la vida.
Un amigo, un hermano.
DIEGO
He tenido la suerte de poder ver como disfrutaba de verdad, al 100%, dedicado exclusivamente a sobrevivir y recorrer las etapas, Diego ha disfrutado de forma intensa la experiencia. Siempre alegre, siempre dispuesto a darte un abrazo si lo necesitas, siempre preociupado por los que aprecia. Diego es un crack del desierto...no he visto a nadie comer como lo ha hecho él...un crack...un amigo, un hermano.
Estos son mis hermanos, con muchos de ellos me reuniré mañana, otros de otras haimas como Juanma y muchos más. Estoy deseando abrazarlos y hablar con ellos. He podido comprobar que cuando nos reunimos sabemos que los otros saben...hemos estado expuestos a la misma realidad que nos ha marcado de una manera igual y diferente...
Un abrazo para todos...
Sed felices o, al menos, intentadlo.

martes, 6 de mayo de 2008

Quinta etapa...quinta vida


Esa noche me toco dormir en el extremo, fue una noche apacible, el viento no solplo fuerte. No me desperte en toda la noche. Cuando me desperte estaba de lado, el sue;o estaba aun presente y era real como lo que veia. Una energia penetraba en mi por la boca, me hacia sentir bien, muy bien, en eso mis ojos se abrieron y contemplaron la belleza del amanecer...a la derecha estaba la luna, distante y perfecta dando paso a la claridad que la ocultaria pronto, el cielo de un azul electrico, con irisaciones amarillas y naranjas era simplemente perfecto...ahora al contarlo hay palabras, pensamiento y todo eso...en ese instante solo existia ese momento. No se cuanto tiempo duro, ni me hace falta saberlo, como dice Carlos Zanoni...ser'ia capaza de ir al mismo infierno para poder vivir uno de esos momentos magicos.

Habiamos cantado victoria pronto, es verdad que nos animaba la idea de que nadie abandona en esta etapa...nadie que pueda decidir...el desierto es implacable, puede hacer que en un segundo todo se complique. Pero nuestras mente y nuestros corazones estaban dispuestos para recorrer un marathon completo 42.195.

La salida fue apoteosica, los que ayer se arrastraban a causa de los pies catastroficos ahora corrian como posesos...El terreno era llano al principio, el CP1 estaba antes de una subida a un Jebel. En lo alto habia un muchacho, chapurreo en espanol me pare un momento con el nos dimos la mano...tu espanol...yo maroco, una sonrisa enorme en su cara...barsa...no cadi...

Pasan los kilometros y la imagen de la meta empieza a aterrizar en mi mente, la dejo estar...ahora si, ahora puede quedarse.

Al llegar al CP3 hay que saltar una barrera antidunas, me pincho en un dedo con una pua, me duele m'as que los pies. Al llegar al punto veo a los familiares de muchos particpantes, se les permitia ver alos particpantes sin darles nada de nada. Me veo extrano entre la gente, estan limpios y me miran de una forma extrana, pienso en la pinta que tenemos que tener...

Cuando llego a la meta una sensacion de bienestar me recorre el cuerpo.

Esa noche, cuando las estrellas salieron, en un escenario que montaron en medio de la nada, 15 musicos llegados desde Paris y una cantante nos deleitaron y alimentaron nuestros corazones. En uans esterillas, maltrechos nos sentamos como pudimos, al sonar la Mision de ennio moricone me tumbe hacia atras, las estrellas en el cielo, vino a mi mente el protagonista de la pelicula, Robert de Niro, Rodrigo de Mendoza, arrastrando sus armas por la jungla en senal de penitencia...suena la musica, canta el angel y me siento en paz. Me siento ligero... Manana quedaran 18 kilometros...la gloria del ultra...la gloria...pero eso es ya otra historia....

Sed felices o, al menos, intentadlo

viernes, 2 de mayo de 2008

Final de etapa non stop y diia de descanso...



Tony, un catalan que tiene un aparatoso vendaje en la pierna derecha y que ha salido, recientemente, de una rotura fibrilar del gemelo, se va animando, le va dando fuerte...vamos camino del CP5.
Al llegar al CP5 decidimos parar a comer algo. Estoy apoyado en una haima en la que se agolpan los que estan muy jodidos...no es bueno acercarse a ese lugar, lo que alli se respira es muy malo para el que quiere seguir. De repente escucho la voz de Fran, un sevillano de mi haima. Me meto dentro de la haima y lo encuentro mal, me dice que avise al medico, sus pies son un poema. He visto ampollas grandes, pero os juro que eso no era una ampolla, mas parecia un huevo de gallina adosado a su talon derecho. Por si fuera poco ha tenido la mala suerte, las anteriores curas de otras ampollas han derivado en llagas, pues ha perdido la propia piel. Si a eso le a;adimos la lesion que arrastra desde la primera etapa en la rodilla...me dice que le diga a sus hermanos que se retira...de repente me entra un frio intenso...es interior...tengo que salir de alli, salir zumbando...
Salimos del CP5, mi moral no es muy buena, las emociones se agolpan en mi garganta, me quedan 20 kms, una larga noche y no puedo flaquear...llega uno de esos momentos que yo denomino los de apretar el culo. Tony y yo, en cabeza, le damos fuerte...
Vamos por una enorme inmensidad, el terreno es muy blando, un largo oued, rio seco, con piedras y arena en polvo, con badenes, nos va destrozando, minando poco a poco. Nuestros frontales alumbran, el efecto que provocan es el de creer que vas enmedio de una arboleda o que llevas paredes a los lados...falso...tod es inmensidad, delante un par de luces quimicas nos indican que llevamos un par de tipos comiendo arena.
Me doy cuenta que estoy bebiendo muy poco, no hace calor, creo que seran unos 8 grados, para mi eso es frio polar, desde ese momento empiezo a beber con regularidad, no puedes dejar de estar atento...
El desierto te regala miles de momentos...ahi van un par de ellos...
El campo de rucula...
De repente pisamos verde, de nuestros pies se elevan un profundo olor a rucula, son campos de rucula salvaje...me deleito con ella, pienso que me despeja que es su olor tiene el efecto de la cafeina, no se por que lo pienso, pero es igual, a estas alturas de la batalla, la mente no esta para muchos razonamientos...pienso en lo intenso que tiene ques er el olor para que lo perciba de forma tan intensa, teniendo como tengo la nariz taponada por la arena y la sangre seca.
La serpiente....imaginaria...o verdadera...
Vamos avanzando, tropezamos en muchas ocasiones, intentamos coger el terreno mas favorable pero nos desepera no poder avanzar mas rapido debido a lo malo que es. Me doy cuenta de que en este terreno, hay boquetes, me viene a la mente las serpientes que han visto mis colegas, yo he tenido suerte...hasta ahora...procuro evitar los huecos...pasa los kms lentamente...de repente la veo venir, viene hacia mi, es grisacea con una gran cabeza *demasido grande quizas para ser real, doy un salto hacia la izquierda y no me caigo porque me agarra en el ultimo momento Tony...le digo que he tropezado...nunca sabre si fue verdad o fruto de mi imaginacion...verla la vi...pero quizas nunca existio.
Llegamos al CP6 67,7 kms, nos paramos un rato, ni me quito la mochila, lo unico que quiero es continuar, me como los ultimos frutos secos, una barra energetica y me tumbo a mirar las estrellas. El laser verde ha quedado muy atras, veo su curva en el cielo, moderna via lactea que lleva a los pregrinos a su destino.
Nos ponemos en marcha, Nil se ha quedado atras, quedamos 3, a los pocos kms, empezamos a ver un resplandor, mejor que no lo hubieramos visto nunca. La percepcion del paso del tiempo es algo psicologico, en los ultimos kms no hacemos mas que acelerar, como si quisieramos llegar ya...es un error, pero como digo, a esas alturas uno ya no es quien cree ser...
Por fin aparece la lejana luz de la meta, si durante el dia las distancias enga;an en el desierto, de noche....es la leche. Se me hizo interminable...
Cuando llegamos nos abrazamos y nos hicimos una foto...recogi el agua y me fui a mi haima, mis hermanos dormian placidamente. Tenia hambre, pero era incapaz de ponerme a cocinar...eran las tres de la madrugada...17 horas 49 minutos. Una vez en el saco, el calor fue mi alimento, no tenia nada de sue;o, el silencio de la noche, las estrellas en el cielo. No os podeis ni imaginar la de estrellas fugaces que se ven, con cada una dicen que se puede pedir un deseo...ninguno ven'ia a mi mente, no necesito nada, todo esta donde tiene que estar, el cielo y la estrellas en su sitio y yo en el mio.
A las 5.30 me despierto y me siento feliz, todos nos felicitamos. Me doy cuenta que en 48 horas he dormido 3 horas escasas. Ya dormire la siesta me digo...
Fran no llega...manolo y javi se lanzan en su busca, no aparece como abandono, se marchan a buscarlo. Poco despues los traen de vuelta, no les han permitido hacerlo, los han cazado los jueces y les han hecho volver. a las 11 entra en meta...con dos cojones, todo lo que tiene de peque;o lo tiene de lo otro.
Necesito dormir, me pongo tapones, me tapo la cara con el buff y me duermo como si fuera la primera vez que lo hago, estoy tres horas, escucho una algarabia. Me levanto y voy detras de todos, nos dirigimos a cumplir con el ritual...recibir al ultimo, en este caso los dos ultimos, impresionante...33 horas y 30 minutos... es la cara de la heroicidad, de los que vencen al dolor y la mente. Vienen juntos, detras los dos camelleros con los camellos escoba...me viene a la cabeza en ese instante la frase en arabe que lleva elhielo en la siroquera...sin la ayuda de Dios no es posible la victoria. Sonrien y se dejan abrazar...es la gloria.
Por la tarde el ambiente que se respira es el de una fiesta, lo hemos conseguido...la cara amarga, la de la tristeza es ver desfilar a los que se retiran, miran al suelo, se desplazan como ancianos. Son la cara de la desolacion mas aboluta. La otra cara de la moneda...la cara y la cruz.
Por la tarde me voy con Juan a pasear por unas preciosas dunas que estan cerca del campamento, me pongo a hacer Chi Kung, en el m'as absoluto silencio, sin aire, con el sol dorando las arenas, dejo que la tierra me de la energia que he perdido. Cuando vuelvo me encuentro a mi hermano Juan ensimismado, la mirada perdida en la lejania, solo atina a decir...cuanta paz...
Por la noche, la sombra se cierne sobre nosotros, aunque todos hemos pensado...esto ya esta en el bote!!!, ma'ana nos quedan 42 kms 195 metros, ni uno m'as ni uno menos...un vacio en el estomago se alivia con la frase de Manolo ELHIELO... para no acabar ma;ana nos tienen que cortar los brazos...si fallan las piernas reptaremos...
Sed felices o, al menos, intentadlo...