jueves, 17 de enero de 2008

La fuerza interior...


Seis días de prueba. Las etapas son de 30, 40, 40, 80, 42, y 11. me concentro en una idea, cuando los maltrechos atletas han llegado a meta después de la etapa non stop de 80 kms, sables, ser finisher está muy cerca de ser alcanzado. No hay nadie que se retire en la etapa de maratón, quinta de sables, y menos en la última. ¿Dónde está el cansacio, los dolores, las heridas de la mochila y la de los pies? ¿de donde se sacan las fuerzas?...de dentro, del interior. Es esa fuerza la que se ignora cuando la mente no cree que sea posible, la que hace que uno se retire antes de tiempo.
Cada vez tengo más claro que esto no es una prueba atletica, quizás lo sea para unos cuantos, para los 100 primeros corredores, los restantes no la viviremos de igual manera, es mucho más que eso. Si miras los dígitos, algo se inquieta dentro de ti. Todos dicen lo mismo: "alli todo es distinto, la experiencia te hace cambiar para siempre..."
Sables es como la vida misma, paso a paso te vas acercando, pasando por distintas etapas, a algún lugar incierto, cada cual avanza movido por sus propias motivaciones. Sables como metáfora de la vida plena. No hay crecimiento sin dolor, no hay valles sin cimas.
Más allá de las fuerzas físicas, es la interior la que te hace avanzar en los momentos difíciles...

Sed felices o, al menos, intentadlo.

12 comentarios:

La interrogación dijo...

Estoy contigo y eso que no soy nada deportista pero siempre que he hecho algo relacionado con el deporte era mi cerebro el que animaba y movía el resto de mi cuerpo.

En esas pruebas tan duras, no puede haber otra, tiene que ser el poder de la mente el que haga que aguantéis tanto.

maratonman dijo...

Gracias por tu comentario,tengo que dar por buenos todos los comentarios aunque algunos falten al respeto de manera considerable,hay total libertad de expresion.

La gente que falta el respeto considero que es gente con alguna deficiencia en su interior,bastante tienen con lo que tienen.....espero que durante su vida abran un poco mas los ojos frente al otro y si lo hacen seran mas felices y disfrutaran mas.

Lo tuyo por lo que se ve es toda una aventura,es efectivamente la vida misma,pero supongo que tras cada reto que te propones sales mucho mas reforzado que en la batalla anterior y lo que es mas importante el superarse a si mismo te fortalece y te hace afrontar la vida con mas optimismo en cualquier faceta,sin miedos y con una vision muy distinta del que desconoce lo que es la lucha y la fortaleza interior.

Sigue disfrutando,es una maravilla redescubrirse cada dia.

Cientounero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cientounero dijo...

Todo ultramaratón por etapa es prueba atlética para unos pocos. Para la mayoría es una prueba de tesón, constancia y esencia de carneburro (para saber que es eso, Spanjard ) lo explica muy bien)

Wild Runner dijo...

Esos números inspiran ante todo mucho respeto, amigo runner. Pero tienes razón, la mente es capaz de mantenernos en pie incluso cuando creemos desfallecer.

Ánimo con la recta final, lo tienes en la palma de tu mano ;)

Adrenaluna dijo...

Corres y corres, de casa en casa, y casi no te encuentro... llevaba tanto tiempo sin venir que me hiciste perder ciertos kilos corriendo en tu busqueda.. la ventaja es que aqui estas y como siempre me entanta regresar y no dejar de visitarte... Un beso y lunas para ti.

Anónimo dijo...

Hola Runner... me encanta tu nueva casa!!!!!.

Saludos... y abrazos dobles.

Carolina de ResonANSIAS

Sylvie dijo...

Una etapa de 80kms y después un maratón???????...dios santo!!!!!!!!!!!!...que la fuerza interior te acompañe hasta para mear!!!!...

En serio...tienes toda la razón del mundo. Este año pasado hice los 100 de madrid en los que llegó un momento (sobre el 84), que la lluvia, la noche y el cansancio me desanimaron tanto, que solo la fuerza interior me ayudó a seguir...
La tuya es muy fuerte y se nota hasta en tus palabras. Lo conseguirás.

Besitos.

anita dijo...

El otro dia te conteste en mi blog, sin darme cuenta quien realmente eras!

Que placer siempre leerte, lastima que no tengo tiempo para nada de nada ultimamemente! Pero tenes como una marca personal, entre las fotos y las palabras...

Ya corregí el nuevo enlace en mi blog...

un beso !

Francisco Castaño dijo...

Voy leyendo tu blog, y cada vez me gusta más, espero que esa fuerza interior que necesitas la tengas de sobra.

Voy a poner un enlace en mi blog.

Saludos y ánimo.

Furacán dijo...

Me encantó esta entrada. Totalmente de acuerdo, espero que no te falte esa fuerza interior y lo consigas.
Ánimo.

Nekerun dijo...

En determinadas situaciones hay un punto de no retorno en el que la diferencia entre el fracaso y el éxito tiene el grosor de un pensamiento, de un hálito de esa fuerza que no está en los músculos.