domingo, 2 de diciembre de 2007

Segundas partes...




Pincha aquí si quieres musiquilla...


Este viernes tocó la tirada doble, pensábamos hacer el corredor de las Dos Bahías, al final hicimos el mismo trayecto que la vez anterior, 90 kilómetros en dos etapas; esta es la crónica que que demuestra que las segundas partes si pueden ser buenas :)



Salimos a las 11 de la mañana, en la mochila menos peso, 8 kg con agua. Enfilamos la primera hora charlando animadamente, a la segunda hora empezamos a trotar y cada uno a lo suyo...el recorrido es ya conocido, el tiempo es bueno, una temperatura fantástica. Voy un poco alto de pulsaciones...regulo y todo mejora.



Largas e interminables rectas...



Después de las primeras tres horas, empieza una parte llana e interminable, ni un alma, nadie sólo mi respiración, la mente juguetea, no le gusta el silencio, empiezo a seguir el ritmo de las cinchas de la mochila que golpetean en las botellas.

Pasamos al lado de uno obreros que descansan en una cuneta, uno de ellos pregunta "¿qué deporte es este?, Juan le contesta: se llama ultrafondo, venimos desde Puerto Real (que está a 43 kms) se quedaron con cara de "y yo soy el papa"



El fin de la etapa se acerca, faltan seis kilómetros para la zona de vivac, la tarde llega a su fin, se nota el fresco, la humedad avanza, avanzamos por una especie de pista de tierra que más parece una alfombra de mullida. Después de 44 kilómetros se divisa el pantano, la alegría interior es inmensa, la luz se agota, el cielo se tiñe de colores maravillosamente serenos; un pájaro se asusta a mi paso, se me eriza la piel de pura alegría. He tardado 6 horas 30 minutos en los 45 kms, he bajado mi tiempo del otro día, eso no importaría mucho si no fuera porque creo que he ido un poco pasado de vueltas...pienso: "veremos mañana en la vuelta".



La noche...
Después de cenar un sobre de sopa y un liofilizado de arroz con pollo me meto en el saco y soy el hombre más feliz del mundo; calor, agua, estrellas encima de mi cabeza...
Una de las cosas que me hacen adorar esto es que hay una especie de alquimia, barata pero efectiva.
Cuando un sobre se sopinstant se convierte en un manjar...calentito enmedio de la noche...¡qué más se puede pedir!



Siete de la mañana...
De noche cerrada, seis grados de temperatura, desayunamos y preparamos el equipo, chequeo mi cuerpo. El resultado no es malo, una rozadura en mi pie derecho, que tengo claro que será un problema , ahora no se puede hacer nada; dolor en el maleolo izquierdo, eso se calienta al comenzar...

Empieza la fiesta...
Muy abrigados, con el sol naciendo a la espalda empezamos a andar por el sendero mullido, ahora es barro que se pega a tus pies, duele sacar el pie cada vez; delante de nosotros un banco de niebla, nos metemos en él y todo se vuelve mágico e irreal, somos fantasmas en un mar de nada que avanzan resoplando.

La comida escasea...
Vamos cortos de comida, notamos la falta de energía, nuestra idea de autosuficiencia nos impide comprar comida en las ventas, seguimos adelante...pasan las horas...

Cuatro horas...
Tenemos claro que las últimas dos horas y media serán duras...lo hablamos, lo sabemos; como vulgarmente se dice no nos queda otra que "apretar el culo" y seguir, faltan las cuestas; joder pensar en ellas se hace duro, decidimos pasar a la versión "emergencias" esto es subir las cuestas andando y trotar lo demás...
No voy demasiado mal pero tengo una enorme cosa en la planta del pie, temo que se rompa antes de que lo haga yo en mi casa con aguja en mano, si se explota tendré fiesta añadida. Me voy quedando sin agua, me queda la de emergencia, la dosifico, me falta comida...

Por fin llego al coche, 6 horas 50 no está mal, se ha sufrido pero está hecho, no hay fuerzas ni para el subidón; me bebo toda el agua que puedo...despuésde una paliza como esta, lo más tonto te parece una maravilla: sentame en el sofá con mi manta por encima, beber todo el agua que quiera, comer un dulce o un trozo de chorizo...de lo pequeño nace lo grande ;).

Este entreno sirve para saber como recupera el cuerpo; no ha estado nada mal; llego a casa y no puedo dormir, me harto de comer y beber, me tomo un ibuprofeno 600 y a las 21 me voy a tomar cervezas para celebrar que una amiga ha abierto su tienda; después de tres o cuatro cervezas y unas cuantas tapas, duermo como un bendito...

Mañana lunes estiramientos y rodar suave para soltar...

Si habéis llegado hasta aquí ya teneis mérito...

Ya sabéis buen comienzo de semana y sed felices...


12 comentarios:

Cientounero dijo...

Para entrenar esos caminos arenosos sería bueno hacer el mismo camino que se hace en la romería del Rocío. Atraviesas el Coto de Doñana, pero de día se puede andar por ejemplo desde Sanlucar hasta la aldea del Rocío.
Y el camino es todo arena.

Suerte y buenas carreras.

Furacán dijo...

guau, pedazo de crónica! Casi me he sentido como si os hubiera acompañado.
Y tienes razón, al final tras estas palizas aprendes a valorar más los detalles más sencillos. Siempre recordaré, en situación parecida, lo bien que sabía una barrita energética olvidada y aplastada en el fondo de la mochila, nunca probé otra igual :-))
Ya os queda poco para el desierto, ánimo!

Sylvie dijo...

Virgen santa qué entrenes!!!...supongo que no sé muy bien qué os espera en el Sahara...

He llegado hasta el final...y me quedo con tu sensación del sopistant...qué verdad más grande!!

Por cierto...la BSO de habana blues, es simplemente...fantástica.Me encantó esa peli.

Besitos.

Nekerun dijo...

Nunca he hecho ultrafondo, pero si me he hartado de hacer kilómetros en montaña con una mochila a la espalda. Mientras te leía me venían a la memoria los recuerdos y las sensaciones, el colmo ha sido el sopinstant, creo que debe ser uno de los mas sencillos y sublimes manjares en algunas situaciones.

Saludos.

ELMOREA dijo...

Es el post que mas hambre me ha dado de todos los que he leido por esta red de redes.
Cuan contento estoy de saber que nunca podre hacerlo¡¡¡ Me voy a comer una sopa con todas sus letras¡¡¡
Buena cronica y buen entrenamiento, pardiez.

JMC dijo...

Eres un figura Runner48, da gusto acompañarte desde mi mesa en tus entrenamientos, que paz...

Ciao

Livan dijo...

Te eché de menos en el Maraton de montaña de Jarapalos, pero estuve charlando con tus HERMANOS y son unos tios cojonudos. Pensé que estarias allí para poder saludarte. Me gusta mucho leer tus cronicas, son sensaciones muy cercanas a mi.
La semana que viene viajo a Barcelona para correr 24 horas seguidas en pista, es para recaudar fondos para la investigacion de enfermedades cardiovasculares. Tambien ando formalizando mi viaje a Jordania para correr el Ultramaraton del Mar Muerto en Abril, en fin, que no paro de maquinar excusas para hacer kilometros....
Un abrazo.
Livan.

David Rodriguez dijo...

Que pasada de entrenamiento,hacerlo solo es casi un milagro,desde luego que merito tiene y mucho la de horas que se necesita para el ultrafondo,un saludo

Wild Runner dijo...

Buen entrenamiento, sí señor. Con esos entrenamiento tenéis Sables en el bolsillo.

Un saludo y a seguir.

la granota dijo...

Bueno, también se puede pasar de la autosuficiencia al fomento del desarrollo local por esas ventas de Dios...

Correoradelamuerte dijo...

:))))) ¿Te parece un ultrapost?
¡Lo vuestro es normalizar el "Indianajonesismo"! ;)

Santi Palillo dijo...

Como para no leer la crónica hasta el final, una gozada; voy a dejar de venir por aquí porque se me ponen los ojos como platos y pensamientos extraños se empeñan en convencerme de que la lógica no existe.

Si ahora tuviera que hacer la mitad de lo que habéis hecho, en lugar de un Ibuprofeno 600 tendría que tomarme 600 Ibuprofenos.

Enhorabuena y a seguir probando que luego Sables no perdona.