jueves, 27 de diciembre de 2007

Hermanos...

sus caras después de 45 kms...

"....Saludar lo que nos quede de vida como un maravilloso regalo diario...Cada día, cada momento, somos como pequeños extraterrestres...que aterrizasen en nuestro desconocido planeta y a los que se les concediese un tiempo desconocido de vida...minitos, horas, días, semanas, meses ¡qué importa!- para descubrir su belleza y el gozo de compartir la existencia..."
Ramón Bayés.
Algo más que un equipo, cuando uno comparte ilusiones, formas de entender el deporte y, quizás, la vida, cuando uno admira a sus compañeros de viaje, se comparten miedos y momentos difíciles se hermana con los otros...
Este post está dedicado a mis hermanos...
Imágenes...
Diego...
Noble y fuerte, capaz de intentar lo que parece imposible; lo vi recorrer cojeando 50 kilómetros y ser capaz de, aguantando el dolor, sonreir cada vez que veía a su familia. Lo he visto en cada colina, sin perderme de vista. Me he emocionado con él cuando su hermano, por partida doble, se retiró en el kilómetro 56...
Javi...
Impetuoso y duro, cuando corre habla poco, se mete en su mundo, capaz de darlo todo en una carrera, como un caballo pura sangre no es consciente de su fuerza. Escapó de milagro del abrazo de la muerte, en la UCI se juró que si salía de allí, algún día iría a Sables. Lo elegi entre, entre muchos para formar parte del equipo sin tener ni idea de aquel juramento, por un razonamiento simple: el que es capaz superar todos los obstáculos para volver a ser el mismo que antes del accidente será capaz de vencer a las arenas del desierto; no he visto fuerza de voluntad como la de él.
Juan Antonio...
El hombre tranquilo, sensato, duro y fuerte, parece que nunca se cansa, que nunca se doblega, jámás se queja, siempre aporta la cordura y la sensatez. Siempre atento y alerta a todo. Con él, gracias a él superé uno de los bajones más duros que he tenido en una carrera de ultra distancia, desde el 56 hasta el 101 me llevó a un ritmo, estupendo, en el 90 me desfondé, simplemente era una piltrafa, a las 5 de la mañana por esos campos de Dios, le decía continuamente que me dejara, no lo hizo, me animó, me empujó literalmente hasta la meta con dos cojones. Diez kilometros en los que el tiempo es una medidad del dolor que sientes. No me anbandonó.
Estos son mis hermanos, como podéis ver, creo que he elegido bien a mis compañeros de aventura. Son los mejores, hagamos lo que hagamos allí, seremos una piña, hermanos de aventuras, sufrimiento, hermanos en el riesgo...cuidaremos el uno del otro, pues allí seremos una familia.
Si leeis esto tengo que deciros que el otro día salimos desanimados, embajonados de aquel lugar. Lo importante es lo que sabemos. Nuestra memoria nos ayuda, hemos librado muchas duras peleas. Esta es especial y..desconocida, pronto dejará de serlo...cuando nos enfrentemos a ella, con toda su intensidad...lo hemos hecho otras veces y lo volveremos a hacer...le echaremos cojones, no hay duna, desierto que pueda con una idea, un sueño, con la voluntad de conseguir una meta, un objetivo...lo intentaremos con todas nuestras fuerzas eso es lo importante...y lo haremos juntos...
Risas, lágrimas y emociones nos esperan...salam aleikum hermanos
Sed felices o al menos intentadlo.

10 comentarios:

Sylvie dijo...

Me encantó este post Runner!!!!...es precioso!!!...y tú y tus hermanos, encantadores...

Qué piña más admirable, de verdad...

Tus palabras llegan a todos nuestros retos...con voluntad, se cumplen los sueños.Así es.

Besitos y felices días.

Furacán dijo...

Realmente emotivo. En un mundo muchas veces demasiado individualizado, en ocasiones hasta egoista, donde mucha gente parece estar siempre a la defensiva, encontrar "comunidades" como la vuestra es muy reconfortante y hasta esperanzador. Mucho ánimo a esa gran familia, no estarés solos en vuestra aventura, gracias a este blog ya nos has hecho un poco partícipes de ella así que vuestro éxito será un poco también nuestro.
Me quedaré especialmente con esta frase "no hay duna, desierto que pueda con una idea, un sueño, con la voluntad de conseguir una meta, un objetivo"

Adelante.

Janecita. dijo...

Los amigos son los hermanos que elegimos. Brindemos entonces por las "risas, lágrimas y emociones" que con ellos compartimos!

Feliz Año 2008!

Livan dijo...

Si señor, con dos cojones!! en Nochevieja brindaré por vosotros, por este 2008 que va a ser vuestro año, en el que vais a cumplir vuestro sueño de participar en Sables. Es reconfortante leer tu blog cada semana, y ver que estais tan locos, ayuda a no sentirme un "tio rarito" en un mundo de supuesta gente cuerda.
La semana pasada despedí el año deportivo en Barcelona, en una prueba de 24 horas en pista para recaudar fondos para gente con problemas cardiovasculares. Me soplé 146 kms dando vueltas a una pista de atletismo, nada que ver con Los Alpes, menudo mareo y menudo dolor de piernas, y menuda San Silvestre!! como me dicen algunos colegas.
Definitivamente este 2007 ha sido un buen año para mí, logré cumplir mi sueño del UTMB, y pasar otras tres veces los 100km en carrera, así como dos maratones de montaña, y muchas experiencias y aventuras inolvidables. Ojalá el 2008 se parezca a este año que se acaba. A todos os deseo mucha salud, el resto no tiene importancia, con poca cosa saldremos adelante.
Un abrazo.

JMC dijo...

Tienes la suerte de ontar con la triada, para alcanzar la meta.
Suerte mu friend.

Mirada dijo...

Emocionante, mucho.
Salud, fuerza y alegría.
Un abrazo enorme.

Ariam Ram dijo...

"Algo más que un equipo, cuando uno comparte ilusiones, formas de entender el deporte y, quizás, la vida, cuando uno admira a sus compañeros de viaje, se comparten miedos y momentos difíciles se hermana con los otros...".

Bien cierto Runner, nada como la camaradería, el cariño, confiar en el compañero/a de viaje para soportar cornadas, bajones, subir montañas o dunas...

Nada como en cariño, la paciencia y la confianza sincera.

Gracias por desear que mis deseos se cumplan, así sea con los tuyos.

Encantada de conocerte.

Mar.

Desesperada dijo...

qué entrada más bonita, runner. la gente que nos quiere es lo que más merece la pena.

Santi Palillo dijo...

Seguro que triunfaréis en el desierto.

edu dijo...

Doy fé de que son una buena familia. Pateando lo impateable, añadiendo km al cuerpo como ninguno.
Saludos a los 4 y feliz año. Edu.