domingo, 18 de enero de 2009

Tres


"hay algo oscuro natural y perfecto, existente antes que el cielo y la Tierra, inmóvil e insondable.
Permanece sólo y sin modificación.
Está en todas las partes y nunca se agota.
Se le puede considerar la Madre de todas las cosas.
No conociendo su nombre lo llamo Tao"
Lao-Tzu
El fin de semana ha sido de arena, no tengo cuestas por aquí cerca así que una manera de fortalecer las piernas es la de usar mis dunas. El viernes salí al atardecer, no hacía demasiado frío, la soledad me envolvía, el mar estaba embravecido, su rugido lo fué llenando todo a medida que las sombras lo cubrían todo. Encendí el frontal al primer traspiés, resoplando arriba y abajo me fui encontrando cada vez más sólo en la oscuridad; fué una soledad que me recordó a la de la etapa non stop de Sables. Hacía mucha humedad, bebí mucha agua y más perdía. Cuando faltaban tres kilómetros para el coche me encontré con una pareja de novios más perdida que una gallina en un garaje, les guié por donde tenían que ir, la marea había subido y nos hundíamos en la arena, al llegar a un punto de la playa no se podía pasar, volví sobre mis pasos. La noche te hace penetrar en lo más profundo de ti mismo, la combinación de noche, cansancio y naturaleza da buenos hijos.
El sábado más dunas con bastones para acostumbarme, acompañado de mi hija Ro que se está aficionando a esto de las tiradas...le estoy metiendo caña y me sorprende que me aguante el ritmo. No hay nada mejor que superarse a uno mismo para adquirir la fortaleza mental que nos hace falta para otras facetas de la vida.
Hoy he repetido circuito de dunas de 10 kms pero dando un poco de caña, he volado por las dunas, en comparación con los ritmos que suelo llevar, me encuentro bien, disfrutando mucho en los entrenos, pacientemente sigo mi plan para afrontar con humildad la gran prueba que se acerca. 123 son los dígitos, 123 los kilómetros que separan la salida de la meta, 30 las horas y 4400 los metros de desnivel positivo...promete.
He estado muy unificado en los entrenos esta semana, eso me ayuda a unificarme en lo demás.
Sed felices o, al menos, intentadlo.

10 comentarios:

la granota dijo...

estar unificado...

y ya está!

Francisco Castaño dijo...

Veo que tienes buenas sensaciones, espero que esos 123 te salgan como tu deseas.

anitta dijo...

uuuuuu de solo pensar que lo tengo que hacer yo jajaja ya sabes que lo mio no es deporte

sabes que no te he felicitado año , es un poco tarde pero

feliz año nuevo
un beso

Livan dijo...

Sigue asi hermano, entrena duro y no bajes la guardia, tienes una meta que cruzar y no te lo va a poner facil. Eres un tipo duro y con las ideas claras, lo conseguiras. Un abrazo.

MBI dijo...

Te echaba de menos...

ojordo dijo...

1 2 3 Corra otra vez......Que campeon eres..ANIMO

Javi Subias dijo...

¡Animo hermano!

mayayo dijo...

Vaya lujo, poder ir por las dunas con tu hija. Algunas cosas en la vida no tienen precio :-)
Ir por el monte dándole solo a la noche, es tambien uno de mis mejores recuerdos en la CCC. Sensaciones especiales, seguro.

Ah! Y poco más de un mes ya te queda para conocer a esa canariona de curvas -de desnivel, claro- tan simpáticas, no?
Ojalá vivais un "amor a primera vista"

Sylvie dijo...

Pues qué cañera tu hija también!!..seguirte a ti, no debe ser tarea fácil...y menos por esas dunas!!!

Qué poquito te queda...y cuantísimo lo vas a disfrutar!!!

besitos.

Furacán dijo...

123 bonito número, será una gran experiencia.
Ánimo!