viernes, 23 de enero de 2009

21 gramos de viento y espuma...







El mar estaba enfadado, ha arrojado a la playa aquello que otros tiran en él, he empezado a rodar suave por la primera línea de dunas, hay poca luz. La larga recta de playa se pierde en la espuma que forma nubes de agua atomizada, la humedad es enorme y pierdo mucha agua que repongo bebiendo del camel. El viento empieza a soplar de una forma violenta, ha subido de intensidad en los últimos minutos, la soledad es total. La espuma forma pequeñas bolas que corren en dirección a las dunas a toda velocidad, cuando llegan a ellas se desintegran de forma violenta. Su vida ha sido efímera y perfecta. Un pequeño charrancito de cara negra y pequeño pico se entretiene sobrevolando mi cabeza, lleva un rato encima a una distancia prudencial, pienso que es casualidad, pero ahí sigue, va y viene, estará aburrido...
Doy la vuelta a los 6 kms y me dejo empujar por el viento, imprimo un buen ritmo. Cierro los ojos y siento el viento que me empuja, me siento muy liviano, como una pluma, suena en el mp3 la banda sonora de 21 gramos (he encontrado la canción es la que podéis oir). Las sombras aumentan. No debo forzar hoy, ayer hice una tirada larga y hoy debo reservarme para mañana.
Mañana sábado volveré y haré 4 horas de las cuales más de la mitad serán de noche.
Ha sido una buena tarde.
Sed felices o, al menos, intentadlo...

7 comentarios:

ojordo dijo...

Todo lo mejor para ese rodaje de 4 horas nocturnas...CAMPEON

francis hernández dijo...

Ánimo campeón en esa tirada larga de 4 horas. Anoche hicimos nosotros una de 3 hora y 20 minutos de noche y esta mañana 3 horas. Ya tenemos más cerca el Sables/09.
Un abrazo y que seas lo suficientemente bueno y lo necesaramente malo.

Paco Montoro dijo...

Tengo ganas de pasarme al ultrafondo, leerte me anima mas aún. Un abrazo

Amapola dijo...

Qué tal ha ido esas 4 horitas? ya contarás....seguro que muy gratificantes para ti.......saludos

Sylvie dijo...

Y esa nocturnidad...qué tal te fue???
Lo mejor del viento...es si viene a favor y te dejas llevar...que si viene en contra, es pa matarlooooo!!!!

besitos.

Furacán dijo...

Que bonitos tienen que ser esos entrenos por la orilla del mar

Conciencia Personal dijo...

Amo ese viento, me gusta detenerlo en mis manos, me hace libre, tan libre, como te imagino empujado por él....Venir a a tu casa es hermoso Runner, se respira tranquilidad y siempre ganas de ser...

Un beso, Monique.