miércoles, 11 de marzo de 2009

Observador y observado...

Hubo un tiempo en el que fui un psicólogo fervientemente conductista, sonreía displicentemente ante todo lo que no fuera un condicionamiento, el ser humano podía ser reducido a unas pocas leyes que podían replicarse con ratas de laboratorio. Aquello que no podía ser manipulado en una caja de Skinner no era digno de ser catalogado como "científico". La psicología debía ser más científica que ninguna otra disciplina para no ser "dudosa". Legiones de jóvenes psicólogos nos alistamos a la causa. Era una forma de protegernos de la realidad, de lo desconocido y complejo.
A través de los años, a fuerza de aprender en libros y, sobre todo, de aquellos que confiaron en mí, de los que se pusieron delante para darme la oportunidad de conocer sus vidas y sus problemas, fui pasando a otrso niveles.
Asesorar, orientar no tiene nada que ver con adiestrar, modelar o enseñar en el sentido clásico de la palabra: "decir a la gente lo que debe hacer". No es hacer propaganda de un modelo u otro, no es querer que alguien se parezca a ti. Es otra cosa que se aleja de los modelos reduccionistas.
En el sentido taoísta descubrir y después ayudar, cuando me pongo delante de alguien tengo una actitud receptiva, no intrusiva; intento ayudar a que el paciente se manifieste, se enfrente a sus propias defensas que le hacen sufrir, en una palabra que se rescate y conozcca a sí mismo.
Observar, descubrir y luego entrar en la fortaleza de forma respetuosa, llegar a los valores de esa persona y pivotar sobre ellos, bruñir y limpiar lo que se ha ensuciado de una forma delicada.
Siendo respetuoso con la naturaleza interna de cada uno de los que se sientan enfrente, haciéndole ver que la mejor manera de poder ser feliz es siendo quien quiere ser. Siendo y haciendo consciente que las personas que sufren son aquellas que han dejado de ser ellas mismas.
Considero que soy un ser afortunado, me está permito intentar ayudar a personas que sufren, intentar que el veneno se convierta en otra cosa. Ayer ocurrió de nuevo con todo el esplendor. Ante una joven madre que ha perd¡do a su bebé antes de que naciera, en su profundo dolor, escuchar, ventilar la casa, hacer que entre el aire y deje salir el enrarecido ambiente de la falsa culpabilidad, de la rebelión ante lo que es. Ayudar a transmutar lo doloroso en algo distinto, asmunir y digerir el dolor sin que se convierta en sufrimiento. Poner en su sitio la muerte y afrontarla para trascenderla. Ayer sentí, una vez más, que había hecho bien mi trabajo. Como el albañil que pone un ladrillo encima de otro. Ayer sentí que todo estaba mejor después de la agotadora y dolorosa sesión. La razón, el sentido de dar y recibir son un camino de ida y vuelta.
El día que deje este trabajo no sé si lo echaré de menos lo que sí tengo claro es que habrá estado bien dedicar una parte de mi vida a este noble trabajo de la alfarería de las emociones.
Sed felices o, al menos, intentadlo...

12 comentarios:

ainhoa dijo...

Fuiste mi ángel de la luz cuando todo estaba oscuro en mi interior y ¿sabes? lo sigues siendo, leer todo lo que escribes hace que mi camino sea mucho más sencillo....
Enhorabuena y gracias por existir.
Un fortísimo abrazo.

la granota dijo...

¿Tú conductista? No puedo imaginarte...

Alfarería de las emociones, qué bello!!

sedemiuqse dijo...

Creo que núnca dejaras tu trabajo, el de ayudar. es innato....
Besitos miles y amor
je

sedemiuqse dijo...

ah!!! se me olvidaba.... La fotografía es una divinidad.
je

PD

Para mi, todo es perfecto, hasta la imperfección lo es.
Si es que existe ese concepto. En esta realidad al menos si.
(pienso) Y creo en mi, en mi poder para crear, y si tengo el poder de crear, también tengo el de destruir. y destruyo la enfermadad.
1. acepte
2. la conoci
3. la ignoro.
Besos y amor je

ATALANTA dijo...

Buena entrada. Te gusta tu trabajo y seguro que eres un gran profesional precisamente por eso, porque te gusta. Debe resultar muy reconfortante ayudar a las personas con problemas.

Furacán dijo...

Bonita entrada. Es curioso como va evolucionando nuestro pensamiento a lo largo del tiempo. La realidad siempre es mucho más de lo que podemos imaginar.
Buen trabajo Runner.

Geni dijo...

Creo que dedicarte a lo que te gusta,no es un trabajo es un placer, enhorabuena.
Un besito,hasta pronto.
Me gusto tu blog.

PILTRAFAS dijo...

He seguido tu consejo y he comenzado a escribir mi experiencia. Cuesta un poco ya que es la primera vez que lo hago. Ya veremos que es lo que sale.
Rocio es un encanto.....¡¡se parece a su padre!!..

Un abrazo hermano...

Javi Subias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi Subias dijo...

tenia que ser... ya me parecia a mi que esa analitica conciencia que tienes... Un abrazo!!!!

sky-walkyria dijo...

mas conoces tu propio uiverso,mas conoces el de los demas

abrazos

Marta dijo...

Me ha encantado como lo has escrito, los sentimientos que transmites y que al leerte me han llegado.