miércoles, 5 de noviembre de 2008

El filo del sable...

"Es lo que tiene el sable, sirve para herir y para ser herido. Sirve para cortar y ser cortado."

Hay días en los que uno se encuentra un poco más abatido de la cuenta, la vida nos pone por delante vientos y tormentas que nos hacen tambalearnos que, en mi caso, capeo como si fuera una gaviota en el temporal, me dejo llevar por el aire, sin resistencia, sin destino. El dolor por las personas amadas es lo peor. Llevo bien mis emociones, en cambio las de las personas que amo...me cuesta mucho más.

Hoy, como todos los días, la vida te presenta cosas delante de ti. Hoy alguien me ha regalado y dedicado su primer cuento, le he animado a ello y este es el primer fruto, creo que es una buena forma de expresar y canalizar las emociones y sentimientos.

El cuento habla de un corredor en la negra noche del desierto donde la luz de las estrellas te embelesa e hipnotiza, pero también habla del momento en el que las horas de deriva en la soledad de la noche hacen su efecto, el momento en el que uno se abandona y la noche más negra amenaza con ganar la partida.
Hoy me he desayunado con este cuento que me ha emocionado que me ha llevado a lo mejor y a lo peor del desierto. Los mejores regalos son aquellos que no esperas.

El cuento habla de lo que yo enseño...la mente y su funcionamiento, aquella que nos libera y nos ata, aquella que como un buen sable hiere y puede herirte...pero existe otro sable más sutil que la mente; es aquel que corta pero no puede cortarse a sí mismo, ese es el que nos libera.

Empiezo a entrenar suavemente sin prisas...intento unificarme, algunas veces lo consigo y otras no. Ayer fui a las salinas las nubes se reflejaban en el agua limpia, colores ocres y grises se mezclaban en tonalidades imposibles, mis botas se hundían en el barro en ocasiones, el olor de la tierra y de las plantas como el acebo me hacían cerrar los ojos. ha sido un buen entreno.

Ayer dediqué la tarde a preparar lo que será el marco de dos cuadros que he acabado. Mientras le daba betún de judea, con un pequeño pincel, a los pequeños trozos de madera escuchaba la respiración de mi perra, después clasifiqué pequeñas piedras de colores de la playa y por último le di cera a unos palos que serán el marco. Todo ello fué acompañado de una ínfima actividad mental, pasaron varias horas en la más absoluta calma; hay muchas formas de meditación, sin duda esta es una de ellas, la de llevar la meditación a lo cotidiano. Todo quedá atrás en esos momentos sin pasado ni futuro en los que el sable no puede cortarse a sí mismo...
Os dejo con la frase final del cuento...


"se incorporó lentamente y se dirigió a la última duna, la que todavía no había visto, aquella duna desde donde lo miraban unos niños con las manos levantadas y que le gritabab palabras que sólo su corazón apenas empezaba a entender"...

Sed felices o, al menos, intentadlo...

14 comentarios:

Javi Subias dijo...

Muy bueno hermano.... con todo lo que conlleva esa palabra.

PILTRAFAS dijo...

Trasmites paz y sosiego, no haces cerrar los ojos contigo.....

Un fuerte abrazo..

runner48 dijo...

Es bueno recibir a los hermanos en tu casa...

Cristina dijo...

Maravilloso... realmente maravilloso.

Si pretendias hacernos llegar la quietud, lo has conseguido. Gracias.

Por cierto... voy a pedir hora al terapeuta, parece que mi sable no solo corta sino que también se está oxidando y deja rastro.

Fantastico final de cuento.. Fotografias... que no puedo ni describir.

Un bálsamo tu post

Se feliz... o al menos intentalo ;)

sky-walkyria dijo...

alanis es una de mis favoritas,
sobre la paz de espiritu y la conquista del mundo desde lo personal, ¿qué podría decir?

merak dijo...

me gusta como escribe xavier... me emociona.
y me encanta eso que has puesto sobre la mente"aquella que nos libera y nos ata, aquella que como un buen sable hiere y puede herirte..."
abrazos

Malena dijo...

Runner, has conseguido transmitir esa calma que trae consigo la meditación. Una meditación que se apodera de nosotros sacando nuestros pensamientos al desnudo y haciéndonos seguir con ella de la mano, intentando resolver problemas no resueltos. Es increiblemente hermoso ver como se van canalizando poco a poco llevándonos a ese clima que nos hace respirar profundamente y desconectarnos de lo que nos rodea.
Sé que sintonizaría con el contenido del cuento y es que en el fondo...nos parecemos todos, tanto.

Un beso, Runner, y espero que hagas fotografías de los dos cuadros.

Kt. dijo...

.

Un regalo que hable un poco de nosotros mismos... digno de admirar quien logra con palabras descifrar al otro y además emocionarlo, como lo han hecho contigo. Lindo gesto.

Un beso.

Furacán dijo...

Muy bonito y muy acertado.

anitta dijo...

hola

si vieras la de veces que practico yo esa meditacion,

las fotos de hoy tienen un algo especial, pero no se decirte que es

son muy bonitas
un bss

ojordo dijo...

Como bien dices : los mejores regalos son los que no se esperan y cada vez que entro en tu blog, me regalas un mix de sensaciones. Sigue asi

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas; no quiero que crean que lo utilizo como un tablón de anuncios… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau

Malena dijo...

Pasé para ver si habías publicado otro post. Te dejo un fuerte abrazo.

Conciencia Personal dijo...

Me regalas palabras de meditación y reflexión; me llenas con letras pinceladas en desiertos, montañas y arenas; me conmueve tu sensibilidad humilde y honesta; agradecida estoy.

Un abrazo marino.