miércoles, 25 de junio de 2008

Sólo un instante...




El sutil alquimista transmuta en un instante en oro el pesado metal de los días.
Ibn al Farid (poeta sufí)
Sólo es un instante, sólo un pequeño trozo de tiempo. Si eres capaz de pasar la frontera que la mente y sus "quiero más" te pone por delante, puedes vivirlos. Son tan pequeños, tan efímeros y, a la vez, tan llenos de plenitud vital que te hacen viajar hasta el siguiente. Algunos piensan que para ser felices es necesario que ocurran grandes cosas, que podamos disfrutar de las vacaciones más caras y lujosas para ellos es importante trabajar en cosas aburridas y bien remuneradas.
Sufíes, taoístas, budistas zen y otros han dicho lo mismo: convertir lo ordinario en extraordinario, esa es la clave. Es lo que la moderna psicología llama conocimiento S.
El instante sin nombre, sin etiqueta sin mancha en lo cotidiando, en lo casual, en lo que nos quede por vivir. El asombro de lo que se percibe como nuevo siendo viejo, la inocencia en la mirada hacen de ese instante el único posible.
La pequeña higuera; un día planté una higuera, era preciosa, creció como sólo las higueras saben hacerlo. Un día curra, mi perra labrador, se le antojó comer lo que olía tan bien; la dejó destrozada, sólo unas raíces. Esa higuera era especial para mí; así que planté lo que quedaba de ella en una maceta y la cuidé bien. Poco a poco la he ido viendo crecer al resguardo de la boca de curra. Ayer, cuando la regaba, vi que está llena de frutos, de pequeños higos. Ese instante sin tiempo es el metal pesado convertido en oro.
Me gusta la palabra alquimista, nunca imaginé que me convertiría en uno de ellos.
Sed felices o, al menos, intentadlo.

12 comentarios:

Monik dijo...

Un día planté tulipanes amarillos y morados...mis preferidos. Fue en Octubre. Regaba y regaba la tierra sin saber si las bulbas agarrarían bien y florecerían. De ocho, crecieron siete. Por febrero empezaron a despuntar verdes...luego a crecer y crecer y recuerdo la primera flor que se abrió...una experiencia única. Duraron poco...quizás por eso no las volví plantar.

Me alegra que tu higuera de nuevo de sus frutos!!

Besotes!!

Sylvie dijo...

Convertir el metal pesado en oro, es un don...no todo el mundo lo tiene. Yo tampoco sabía que era alquimista hasta que no me vi reflejada en el cristal del mundo.

Besitos.

maratonman dijo...

Estás hecho un filósofo,tus palabras siempre acertadas son pequeños regalos que nos haces y tomamos con mucho gusto y alegría.Muchísimas gracias.
Un saludo campeón.

sky-walkyria dijo...

los higos dulces,
el aire caliente ya bien temprano,
¡qué rico el verano,
llenando de intensidad mi aliento!

anitta dijo...

pues acabo de caer entonces que tambien tengo un poquito de alquimista

oye , que bien escribes ehhhh

PD ,como lo mio son los cactus mi otto ( tambien labrador ) no hace que me preocupe mucho por su supervivencia

jijijij

Francisco Castaño dijo...

Me alegro de que te hayas convertido por un momento en alquimista, creo que estas pequeñas cosas son las que llenan nuestra vida.

saludos.

buscadora del ser dijo...

...convertir lo ordinario en extraordinario...el pesado metal n oro... ESE ES EL SECRETO, me gustó mucho lo que leí y saber q disfrutaste mucho ese instante de conexión con tu higuerita. Gracias por visitar mi blog. un abrazo enorme y luego me pasaré por aquí otra vez

Furacán dijo...

Antes ya escribías bien pero desde que has vuelto del desierto cada post es una auténtica joyita. Muy buena la historia.

Saludos!

sky-walkyria dijo...

buenos vuelos te das, runner,
igual coincidimos en uno de ellos

Paco Montoro dijo...

Disfrutar de las pequeñas cosas, eso es lo mas importante. Dicen los avariciosos que es ser conformista, yo no lo creo, para mi la felicidad es mucho mas que un bemeuve o un piso en una zona residencial...
Un abrazo

buscadora del ser dijo...

pAsaba a seguir leyendote, te dejo mis saludos. un abrazo

ALESSANDRA(CHERRY) dijo...

Ha pasado tanto tiempo desde la ultima vez que visite el blog, es mas hasta ahora me doy cuenta que te mudaste.. y como siempre me deja un buen sabor de boca y me da esa chispa de optimismo de lo cual necesito un monton.. es siempre un placer leerte.. saludos...